Conejo al Ajillo con Salsa

  • Conejo al Ajillo

  • Conejo al Ajillo con Setas

  • Conejo al Ajillo al Horno

  • Conejo al Ajillo con Patatas

  • Conejo al Ajillo con Salsa


  • "Conejo al Ajillo con Salsa"

    Receta de Conejo al Ajillo con Salsa





    Esta es una receta detallada paso a paso para elaborar en casa un sabroso conejo al ajillo con salsa, una receta ideal para un almuerzo rico y completo de cualquier día del año.

    Ingredientes:

    - Un buen conejo troceado
    - Una cabeza de ajos
    - 200 ml de vino blanco
    - 200 ml de caldo de carne
    - Aceite de oliva virgen
    - Harina
    - Tomillo
    - Romero
    - Pimienta
    - Sal


    Preparación:

    A continuación vamos a detallaros como hacer un pollo al ajillo con salsa, ideal para todos aquellos que disfrutáis de un plato cocinado con salsa, la cual le dará al pollo al ajillo un toque diferente aunque manteniendo el sabor y la preparación tradicional como base de la receta. Si queréis podéis acompañar este plato una vez hecho con unas patatas cocidas o fritas, para acompañar la salsa, una forma opcional de completar aún más el plato. Vamos ya con la receta paso a paso.

    Debemos tener ya el conejo troceado para empezar, en trozos que no sean demasiado grandes, para poder cocinarlos bien y que a la hora de comerlos sean cómodos. El mismo carnicero te lo puede dejar ya troceado si se lo pides, a menos que prefieras hacerlo tú o los compres entero fuera de la carnicería. Lavamos bien los trozos con el agua del grifo y los escurrimos bien. Los salpimentamos al gusto y luego lo pasamos por un poco de harina, de forma que la misma cubra bien todos los trozos. Pelamos los dientes de ajo, a los que les podemos dar un golpe seco para aplastarlos un poco, así a la hora de cocinarlos soltarán bien todo su jugo y darán buen sabor al plato, además seguramente acabarán desechos dando sabor y cuerpo a la salsita.

    Ponemos a calentar una olla amplia con un chorreón de aceite de oliva virgen y vamos a dorar los ajos machacados a fuego medio, removiendo para que no se quemen. Una vez estén doraditos por todos lados, los apartamos en un recipiente aparte. Echamos entonces a ese mismo aceite el conejo enharinado y lo vamos a freír subiendo un poco la intensidad del fuego, para que la carne quede con buen color por todos lados, pero sin llegar a freírla del todo, ya que luego vamos a darle más cocción. Añadimos también un poco de romero y tomillo, o cualquier otra especia que nos guste, que queda estupendamente en esta receta.



    Una vez esté doradito, agregamos el vino y dejamos 5 minutos a fuego intenso para que se evapore. Echamos el caldo de carne, que debe estar caliente o al menos templado, los ajos que apartamos antes y vamos a dejar cocinar a fuego medio unos 20 minutos aproximadamente. Nos debe quedar el conejo por dentro jugoso pero sin llegar a estar crudo, y verás que se irá formando una salsa que irá espesando un poco. Comprobamos antes de apartar del fuego que está en su punto, y si es así ya podemos servir en caliente este rico pollo al ajillo con salsa.